Helena, Helena, amor mío

De Helena de Troya se ha dicho de todo. Bueno y malo. Se trata de uno de los personajes más alabados y ultrajados de la mitologia clásica. Desde Homero hasta la actualidad, la rumorología hacia su figura no ha cesado. Ha pasado de ser considerada la mujer más bella sobre la tierra, la esposa fiel o un juguete en manos de los dioses, hasta tenerla por una adúltera, una prostituta de lujo, un putón verbenero, una devorahombres, una vampiresa.

Algunos autores la consideran inocente; otros culpable; otros culpable, pero no responsable.  Algunos afirman que la auténtica Helena nunca estuvo en Troya, sino escondida en Egipto. Que todo fue una treta de Hera para destruir Troya porque Paris no la eligió como la más bella en su famoso juicio. La diosa se vengó entregando al joven una imagen creada de éter con la apariencia de Helena, un fantasma con el que acudió a Troya.

Ahora dicen que Helena ha vuelto para poner las cosas en su sitio. Los que la conocen aseguran que se ha cansado de las fábulas en torno a su persona y ha decidido contarlo todo, todo y todo. Circula por las redes una entrevista en exclusiva concedida a no sé qué Musas Pinósidas que verá la luz en las próximas entradas.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en CULTURA CLÁSICA, GRIEGO, HOMERO, LA GUERRA DE TROYA, La Ilíada, LITERATURA GRIEGA, MITOLOGÍA, POESÍA ÉPICA y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s